Blogia
P.S.O.E. COLMENAREJO

MOCION EN DEFENSA DE LA SANIDAD PÚBLICA Y EL APOYO DE LOS PROFESIONALES SANITARIOS

MOCION EN DEFENSA DE LA SANIDAD PÚBLICA Y EL APOYO DE LOS PROFESIONALES SANITARIOS

MOCIÓN EN DEFENSA DE LA SANIDAD PÚBLICA Y EL APOYO DE LOS PROFESIONALES SANITARIOS.

Hoy es un día de luto para el Sistema Nacional de Salud y en especial para la Sanidad Pública Madrileña porque se ha aprobado la privatización de la gestión sanitaria de hospitales y la privatización de veintisiete centros de salud.

La Sanidad Pública universal solo se garantiza y se cohesiona desde la gestión pública y con profesionales dependientes directivamente de la Administración porque es un derecho y solo desde las Administraciones Públicas se trabaja con una perspectiva única y exclusivamente de servicio público sin ningún otro interés que desvíe los objetivos y sin ninguna otra finalidad que no sea exclusivamente el interés general sin ánimo de lucro.

La gestión a través de cualquier otra entidad o empresa que no goce de estas características y esencia y además no tengan un régimen jurídico  en el que prime la garantía de la equidad, la cohesión, la igualdad y la solidaridad y la falta de ánimo de lucro, en las prestaciones sanitarias no garantiza el derecho a la salud establecido en la constitución.

Su no garantía, exige las máximas precauciones por parte de nuestros gobernantes a la hora de establecer medidas y tomar decisiones de tal forma, que no pueden adoptarse normas o decisiones de gestión que pongan potencialmente en riesgo el derecho a la salud de las personas en todas sus dimensiones.

Tampoco ningún derecho constitucional y menos la salud, puede constituir un instrumento para otros fines. Los derechos lo son como tal, constituyen un fin en sí mismos, constituye una garantía frente a cualquier intento de convertirse en otra cosa y bajo ningún concepto pueden ser objeto de mercadería o de negocio, y en la gestión y prestación de los mismos, no puede bajo ninguna excusa, supeditarse a un interés económico.

Si la salud es un derecho, los poderes públicos tienen que actuar y tomar medidas para garantizarla en igualdad de condiciones. Sin embargo, el Gobierno del Partido Popular en la Comunidad de Madrid, hoy mismo ha dado el espaldarazo definitivo a lo que pone en riesgo el derecho a la salud y el Sistema Nacional de Salud quebrando sus principios.

Con la privatización de los Hospitales y de los Centros de Salud, lo que se está haciendo es sacar del ámbito de lo público la prestación y gestión de un derecho, el derecho a la salud y lo convierte en un elemento negociable, a través de un negocio jurídico, un contrato de servicios que firmará ,si no conseguimos paralizarlo, con una empresa privada cuya finalidad no es dar satisfacción a los derechos de los ciudadanos y prestar un servicio ofreciendo las mejores garantías sin ánimo de lucro, sino que su finalidad es que sea rentable y que se obtenga un beneficio, porque de otra manera, desde la perspectiva del mercado, no es posible su prestación si no está sujeto a la oferta y a la demanda.

Debemos saber que hay cuestiones que deben estar por encima de intereses privados y que los poderes públicos deben abstenerse de negociar con ellos para no perjudicar a los ciudadanos, para no empeorar nuestra calidad de vida y para poder vivir con ciertas garantías desde un nivel básico y este nivel básico es la salud.

La privatización de la gestión sanitaria, no solo no va a mejorar la gestión sino que va a anteponer el beneficio económico y el dinero, a nuestra integridad física a la que tenemos derecho porque para ese pagamos impuestos y para eso tenemos un ordenamiento jurídico en el que se define a España con un Estado Social y Democrático de Derecho.

Las medidas que ha tomado la Comunidad de Madrid hoy en la Asamblea de Madrid, no son propias de un Estado Social, sino de un Estado Liberal y España no es un Estado Liberal, sino Social y se deben garantizar los derechos y en este caso, el derecho a la salud evitando que la gestión y las prestaciones sanitarios se lleven a cabo por empresas privadas y bajo el poder de dirección de un empresario que toma las decisiones no para servir a los ciudadanos y mejorar los servicios garantizando los derechos, sino para la buena marcha de la empresa en detrimento de nuestro derecho a la salud.

Un empresario, jamás comprará aparatos tecnológicos que necesiten determinados pacientes que requieren unos tratamientos caros, pero que son los adecuados, si hay pocos enfermos que los necesiten, pero sí puede generar determinados tratamientos y realizar pruebas que a su vez le proporcionen beneficios económicos.

Por otra parte, cuantos menos costes tenga y más se ahorre, más beneficio se obtendrá y si nos leemos bien la Ley de Contratos del Sector Público, todos los contratos de servicios y en los contratos de concesión, no priman los derechos, sino un negocio que se regula y en el que debe prevalecer el equilibrio económico y financiero del contrato porque el empresario nunca pierde.

Si hay poca demanda, lo que no gane la empresa porque no es rentable, lo tendremos que pagar los ciudadanos y si hay mucha demanda, procurarán ahorrar para no tener que gastar mucho y en ese caso, tendremos una mala e inadecuada asistencia.

Cuando los profesionales, se manifiestan bajo el lema “La Sanidad no se vende, se defiende”, se está resumiendo lo que supone, la ruptura del Estado del Bienestar y la quiebra y desaparición de lo que nos ha costado más de treinta años conseguir, unos mínimos iguales para todos con independencia de la región donde hayamos nacido, con independencia de nuestros recursos económicos, con independencia de nuestra raza, con independencia de nuestro origen y de nuestras convicciones, sexo…… que desaparecen con las decisiones hoy tomadas.


Por este motivo, nos solidarizamos con todos los profesionales que diariamente y con vocación de servicio público han sostenible el Sistema Nacional de Salud y proponemos al Ayuntamiento Pleno que adopte el siguiente

ACUERDO

PRIMERO.- Instar públicamente a la Comunidad de Madrid a que paralice las privatizaciones, mantenga todos los puestos de trabajo, la cartera de servicios y que retire el euro por receta porque todas estas decisiones quiebran la cohesión y el sistema nacional de salud concebido para garantizar el derecho a la salud.

SEGUNDO.- Que en el caso de que sigan adelante con las privatizaciones, adquirir el compromiso por parte del Ayuntamiento de no ceder ninguna instalación, ni tomar decisión alguna por parte del Ayuntamiento, que implique el favorecimiento y la ejecución de los Planes de la Comunidad de Madrid impidiendo la gestión privada de todo lo que esté dentro del ámbito de la Atención Primaria.

TERCERO.- Presentar alegaciones e impugnar los Pliegos y el procedimiento de contratación que dé lugar a la externalización de los servicios sanitarios, así como presentar alegaciones o impugnar cualquier decisión que suponga recortes de derechos o reducción de la cartera de servicios y prestaciones, consensuándose las mismas con todos los grupos políticos del Ayuntamiento.


Todo ello, en aras a garantizar el derecho a la salud y la cohesión del Sistema Nacional de Salud que tiene carácter universal.


En Colmenarejo a 20 de diciembre de 2012.

Macarena Elvira Rubio

Portavoz del Grupo Municipal Socialista.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres