Blogia
P.S.O.E. COLMENAREJO

COLMENAREJO. Cambiar por Cambiar. Un año de gobierno del Partido Popular

COLMENAREJO. Cambiar por Cambiar. Un año de gobierno del Partido Popular

Publicado en el periódico La Información (pdf)

COLMENAREJO. CAMBIAR POR CAMBIAR. UN AÑO DE GOBIERNO DEL PARTIDO POPULAR

Hace un año que se constituyó el nuevo gobierno municipal. Había dos posibilidades, un gobierno de coalición entre los Partidos que estamos en la oposición y que son mayoría o un gobierno en minoría del Partido Popular a sabiendas de que para las cuestiones trascendentes y que deciden el futuro de los vecinos se necesita la complicidad y el apoyo activo o pasivo de algún Partido de la oposición que se preste a ello. Estamos en el segundo caso: se gestiona en minoría, pero las decisiones políticas importantes, en las que decide el Pleno se adoptan por mayoría. Sin embargo, no hay mejoras y la gestión de estos doce meses lo corrobora.  Como responsables políticos y vecinos de Colmenarejo nos preocupan los cambios que no son más que una máscara tras la que se esconde la ineficacia y el desinterés por lo público, escudado en la herencia recibida y en la superficialidad.

Sin embargo, ya está bien de la gestión anterior, que se valora cuando hay elecciones municipales y se vota a un programa político y a las personas que conforman una lista para que cumplan y no empleen su tiempo en hacer oposición a un gobierno anterior. Quizá sienten añoranza del trabajo de oposición que no hicieron a su debido tiempo: no se quejaron de las operaciones de crédito, ni ofrecieron alternativa y parece que es ahora cuando lo anterior no estaba justificado y sí lo está, la ampliación de la deuda  a través de un Plan de Ajuste ligado a una previsión ficticia de ingresos.

Pero además, las pequeñas actuaciones de este año para parecer que hacen algo, no son más que un traslado de muebles que quieren vender como nuevas actuaciones. Entre ellas se encuentra la instalación de un parque Infantil en Los Escoriales, con diversos elementos de juego para los más pequeños de la zona, que fueron trasladados de  la Casa de la Juventud a la zona de Los Escoriales que requiere mejores instalaciones, dejando abandonado este lugar céntrico de Colmenarejo, cómo un área de uso sólo para sacar al perro a hacer sus necesidades y sin área de recreo en una Zona de población joven. Una verdadera pena, porque con un poco de interés y buen criterio, podría ser un lugar idóneo de entretenimiento para niños y mayores.

Colocar muros de piedra o madera que mitiguen el impacto visual que generan los contenedores de basura, en algunas zonas del municipio. Este cambio a raíz del recorte sufrido en el servicio de basuras, ha servido para dejar a los vecinos un problema diario con la colocación de los contenedores en distintas zonas del pueblo sin ningún tipo de lógica e incluso no importándoles quitar plazas de aparcamiento en zonas céntricas donde aparcar se ha convertido en una odisea.

La seguridad vial brilla por su ausencia en este Gobierno. Los problemas diarios de Tráfico, la revisión de la señalización vial existente y la falta de aparcamiento son problemas que no preocupan al actual gobierno municipal, dado que las actuaciones llevadas a cabo han sido reservas de aparcamiento y eliminación de plazas de aparcamiento aprovechando las obras de cambios de contenedores, etc.

Además, para transitar con vehículo por el municipio habría que tener una prueba de aptitud para sortear baches y socavones, un verdadero peligro.

Una verdadera asignatura pendiente es el deterioro al que se ha llegado de las instalaciones deportivas municipales, donde no se llevan a cabo ningún tipo de mejora y francamente se puede apreciar el estado lamentable de abandono en general de las buenas instalaciones deportivas que tenemos a nuestra disposición que simplemente se están dejando a que el paso del tiempo nos obligue a una restauración, que suponga una gran inversión de dinero, como son el estado del césped del campo de futbol, paragoles, redes porterías, pistas de padel, pistas de tenis, pista cubierta, pista de atletismo, vestuarios, almacenes, calderas, etc.

El gobierno actual del PP   ha hecho gala de la norma no escrita: “hay que cambiar todo aunque funcione bien”.

De otra forma no se puede comprender actuaciones varias sufridas durante los últimos doce meses: las citadas de los cambios de contenedores que intentaron vendernos como una actuación política de ahorro cambiando el sistema de recogida de basura y que ahora se ha convertido en un gran problema porque genera incomodidad y suciedad, la inauguración de parques infantiles con juegos antiguos de otra zona del municipio, cierre de la casa de la Juventud y abandono de sus instalaciones, cambio del Punto Joven al centro cívico en una sala al lado de la biblioteca, cambio de ubicación de los servicios sociales, cambios sin ninguna lógica de los puestos de trabajo y las funciones de algunos de los trabajadores municipales, cambio recorrido cabalgata reyes, cambio ubicación fiesta carnaval, incumplimiento de los acuerdos de pleno aprobados por mayoría, reinauguración de la escuela de adultos para hacerse la foto y cerrarla a posteriori. Lo que el PP califica de ahorro, no constituye más que eliminar recursos.

Junto a muchas otras actuaciones, no nos encaja y nos resulta insólita la declaración del  interés social de la finca “las latas”, cuando la justificación no existe porque la documentación es insuficiente o el intento de cambio en la gestión de la escuela infantil Las Casitas, por citar algunos de ellos.

En resumen, actuaciones que no mejoran el día de día del municipio, gobernado por un Partido Popular centrado únicamente en hacer un plan ajuste desfasado, unos presupuestos que buscan el deterioro y perjuicio a los servicios a los vecinos de Colmenarejo manteniendo y en algún caso, incrementado los sueldos de los concejales que tanto criticaban del Equipo anterior.

Curioso, ajustes sí, pero sin tocar el sueldo de la Alcaldesa, la Concejala de Hacienda y la de Deporte, que no aparece por el Ayuntamiento. Vaya compromiso que tiene con Colmenarejo!, por no querer, no ha querido ni asistir a las Juntas de Gobierno Local y la han cambiado por el Concejal de Cultura sin tocar su sueldo y añadiendo un gasto extra al Ayuntamiento, el pago de las asistencias a este  Concejal, que antes ella no podía cobrar  porque tiene dedicación parcial con un sueldo por tal dedicación y por lo menos nos ahorrábamos las dietas; todo un ejemplo de ahorro y ajustes. Comprendemos que el PP quiera contentar a todos sus concejales, pero no a costa de retribuciones y del dinero de los contribuyentes, a base de crear tasas que antes no existían en Colmenarejo o quitando o rebajando complementos a los trabajadores porque de otro modo, las cuentas no salen.

Agrupación Socialista de Colmenarejo

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres